Trastornos de la personalidad

Trastornos de la personalidad


Un trastorno de la personalidad se define como aquella alteración psíquica que repercute en el funcionamiento cotidiano de la persona. Cuentan con una serie de signos y síntomas específicos que, al encontrarse desajustados, afectan a la manera de interpretar las situaciones de la vida cotidiana y, por tanto, a la manera de responder a las mismas.

La mayoría de estos trastornos cuentan con pensamientos y distorsiones cognitivas que les llevan a una interpretación errónea de la realidad y las circunstancias. De este modo, se suelen presentar conductas desajustadas y desproporcionadas a la situación, ya sea estresante o no. Además, se presentan conductas impulsivas y tendencia al desarrollo de otras enfermedades concomitantes, como problemas de ansiedad o depresión, adicciones, obsesiones, etc.

Trastornos de la personalidad

Científicamente se ha demostrado que la conjunción de un tratamiento farmacológico, conjunto con una atención psicológica de orientación cognitivo-conductual que permite un análisis de las distorsiones y conductas desadaptativas, con aprendizaje del control de impulsos y razonamiento del pensamiento, y permite de este modo tener conocimiento de las estrategias de afrontamiento más adecuadas a las circunstancias. Así, se retoma una conducta adaptada que deriva en un comportamiento funcional en todas las esferas de la vida.