Agresividad

Agresividad Tratamiento


Se entiende por agresividad cualquier forma de conducta que pretende herir física o psicológicamente a una persona, animal u objeto. Puede igualmente servir para coaccionar e influir en la conducta de otras personas con el fin de demostrar poder. Una persona agresiva se impone en todos los aspectos, en su definición de los problemas, en sus derechos o sus necesidades, o en cómo se deben realizar las cosas, usando estrategias que generan miedo, culpa o vergüenza. Existen una serie de factores que inciden en la agresión, como es la frustración, los celos, los problemas familiares y sociales, la adicción a sustancias o los cambios emocionales del individuo.

Agresividad

Para la persona agresiva, el sentimiento de poder y control supone un aprendizaje condicionado que le sirve como medio para volver a usarla en otras situaciones, generalizando así esta conducta. Pero es entonces cuando se convierte en agresividad patológica no adaptativa, siendo necesario un tratamiento especializado. En muchas ocasiones surge un aprendizaje funcional de la agresividad, tanto contra personas como contra objetos, que ha carecido de consecuencias, e incluso puede haberle dado recompensas o consecuencias positivas, logrando que se convierta en una estrategia de solución de conflictos efectiva y promueva con esto un nuevo uso.

Este aspecto práctico de la agresividad rompe con los valores éticos y morales del bien y el mal, dando como consecuencia que no exista un verdadero remordimiento, sino una justificación de la responsabilidad de los demás al provocar en ellos estas conductas, por lo que existe una ausencia de motivación para cambiar este comportamiento, debido a una falacia de justicia.

 

Agresividad


En estos casos, el método catártico, el análisis de las distorsiones cognitivas, con aprendizaje de control de impulsos agresivos, o el entrenamiento en habilidades sociales suponen una mejora en las conductas desadaptativas de estos pacientes, mejorando su calidad de vida en todas las esferas de la misma.

El Centro Valle del Tiétar pone a su disposición tratamientos contra la agresividad de carácter personalizado, ayudándole a manejar estas respuestas. Además, ofrecemos ayuda judicial para aquellas personas que así lo requieran.

Si considera que tiene problemas psicológicos y se encuentra con alguno de estos síntomas, o tiene alguna persona cercana que considere que se beneficiaría mucho de un tratamiento, nosotros ofrecemos la ayuda que necesita. No dude en consultarnos en el número 918644181, le realizaremos una primera valoración gratuita donde se le informará del mejor tratamiento para usted.  Estaremos a su entera disposición para darle todas las habilidades y capacidades necesarias para ayudarle a crear una vida nueva.