Agresividad

Agresividad Tratamiento


La agresividad es cualquier forma de conducta que pretende herir física o psicológicamente a una persona, animal u objeto. Puede igualmente servir para coaccionar e influir en la conducta de otras personas con el fin de demostrar poder. Una persona agresiva se impone en todos los aspectos, en su definición de los problemas, en sus derechos o sus necesidades, o en cómo se deben realizar las cosas, usando estrategias que generan miedo, culpa o vergüenza. Existen una serie de factores que inciden en la agresión, como es la frustración, los celos, los problemas familiares y sociales, la adicción a sustancias o los cambios emocionales del individuo.

Para la persona agresiva, el sentimiento de poder y control supone un aprendizaje condicionado que le sirve como medio para volver a usarla en otras situaciones, generalizando así esta conducta. Pero es entonces cuando se convierte en agresividad patológica no adaptativa, siendo necesario un tratamiento especializado.

Agresividad

En estos casos, el método catártico, el análisis de las distorsiones cognitivas, con aprendizaje de control de impulsos agresivos, o el entrenamiento en habilidades sociales suponen una mejora en las conductas desadaptativas de estos pacientes, mejorando su calidad de vida en todas las esferas de la misma.

El Centro Valle del Tiétar pone a su disposición tratamientos contra la agresividad de carácter personalizado, ayudándole a manejar estas respuestas. Además, ofrecemos ayuda judicial para aquellas personas que así lo requieran.