Adicción al Sexo

Tratamiento para la Adicción al sexo


Se trata de una de las necesidades fisiológicas básicas que producen placer y gratificación muy potente. Es una conducta que da una satisfacción muy elevada, pero que, como cualquier otra, puede generar una adicción al comenzar a utilizarlo como una manera de aliviar malestar personal, convirtiéndose de este modo en una vía de escape que a la larga genera mayores problemas que beneficios. Las causas que desencadenan esta adicción son muy diversas, aunque los síntomas permanecen estables en todas las personas.

Las personas adictas al sexo tienen pensamientos y obsesiones constantes sobre la conducta, con el deseo de poner en práctica sus fantasías para así librarse de estos pensamientos. Sin embargo, al tener sexo sin control, aparecen los sentimientos de culpabilidad o remordimiento, ya que los valores morales personales se ven afectados por dicha conducta, llegando incluso a problemas físicos, económicos o legales.

Adicción al sexo

El tratamiento sigue la línea de cualquier adicción, aunque en estos casos no se elimina la conducta sexual, sino que se reconduce el uso de la misma. Para ello, la terapia cognitivo-conductual es fundamental, pues se trata de que el paciente aprenda a identificar los desencadenantes de su deseo y aprenda a controlar el impulso cuando la conducta sea inadecuada. En el Centro Terapéutico Valle del Tiétar se adapta un programa de tratamiento individualizado a las características personales de las personas con esta adicción, mejorando así su calidad de vida.