Adicción al sexo

Adicción al sexo


Las causas por las que se puede desencadenar la adicción al sexo son muy diversas. En realidad, únicamente podemos dar algunas pistas para atender a situaciones de riesgo y, en este sentido, la situación es muy similar a la de otras drogas.

El sexo es una fuente de placer y gratificación muy potente, si empezamos a utilizarlo para aliviar un malestar, en vez de para disfrutar de él, estamos empezando a crear un binomio sumamente peligroso.

Recurrir al sexo se convierte en un hábito cada vez que el paciente sienta malestar, evasión, frustración, ira e incluso la persona quiere repetir el acto en un momento de euforia. Las personas adictas al sexo tienen pensamientos y obsesiones incluso quieren practicar estas fantasías con el fin de librarse de estos pensamientos.

Adicción al sexo

Sin embargo, debemos reseñar que los adictos al sexo sienten culpabilidad o remordimiento ya que los valores éticos morales personales se ven afectados por los actos y las conductas llevadas a cabo, es por ello que a medida que la dependencia progresa el paciente tendrá comportamientos disfuncionales que le podrán llevar a problemas físicos económicos o legales.

El tratamiento para estas personas pasa por reconducir su comportamiento sexual, para lo cual, la terapia cognitivo-conductual es fundamental. Se trata de buscar la forma de que el paciente identifique los desencadenantes de su deseo y aprenda a controlar el impulso cuando la conducta no sea apropiada. En el centro terapéutico Valle del Tiétar se adaptara un programa de tratamiento para ti.