¿Cómo manejar el Estrés?

¿Cómo manejar el Estrés?

 Un síntoma asociado a múltiples patologías

 

En términos generales se puede pensar que el estrés funciona negativamente en los individuos, pero esto no es del todo real. Existe un nivel de estrés que resulta adaptativo y mejora la funcionalidad del individuo, es decir, bajo niveles de presión moderados desempeñamos con mayor eficacia y rendimiento nuestra tarea. Mantener un nivel de activación que no implique la presencia de estrés es algo complejo, especialmente por el estilo de vida y la cultura en la que vivimos. Asiduamente, nos enfrentamos a días repletos de diversas exigencias y constantes retos bien sean personales o profesionales, que incrementan nuestros niveles de estrés.

 El problema comienza a aparecer, cuando se pasa esa línea de funcionalidad y el estrés es un elemento que impide que podamos enfrentarnos a nuestros quehaceres diarios, asociado a constantes preocupaciones, síntomas psicosomáticos y malestar subjetivo del individuo. La presencia de estrés no gestionado en la vida de una persona puede hacer que se cronifique generando consecuencias tanto en nuestra salud física como en nuestra estabilidad emocional.

Las causas del estrés pueden ser de diversa índole, aunque se pueden diferenciar causas de carácter externo; cambios, dificultades en las relaciones interpersonales, relativos al grupo social, al grupo primario, problemas laborales, problemas en el entorno familiar o problemas económicos, o de carácter interno; tendencia al perfeccionismo y al excesivo control, mantenimiento de expectativas inadecuadas o poco realistas, pesimismo o una elevada autocrítica. En cualquier caso, se habla de cuestiones muy generales, que se pueden llevar sin duda a particularidades. 

¿Cómo identificar la presencia de estrés negativo en mi vida?

El estrés se manifiesta en distintos niveles que se van a detallar a continuación:

  • A nivel conductual pueden aparecer dificultades en el desempeño de la rutina diaria, bloqueo en la ejecución de tareas, presencia de conductas de evitación (posponer el afrontamiento de tareas), realización de quehaceres con menor eficacia, hipervigilancia y estado de alerta, aislamiento social, inhibición laboral, aislamiento social o aumento del consumo de tabaco, alcohol u otras drogas.
  • A nivel cognitivo puede dar lugar a la aparición de múltiples preocupaciones, sensación de estar desbordado, disminución del rendimiento en general, problemas en la concentración, dificultades para tomar decisiones, fallos en la memoria o disminución del pensamiento racional. Así mismo, la persona siente que debe realizar muchas cosas y no sabe por dónde empezar, siendo incapaz de finalizar una tarea antes de comenzar una nueva.
  • A nivel emocional, aparecen síntomas como nerviosismo, inquietud, miedo, irritabilidad, impaciencia, angustia, apatía, tristeza, accesos de llanto, estallidos emocionales, conductas hostiles o agresivas, baja autoestima, frustración o baja tolerancia a la misma, sentimientos de incapacidad y autocrítica o crítica externa.
  • A nivel fisiológico, aparecen síntomas de ansiedad, tensión constante, insomnio, problemas en la alimentación, disminución de la energía o empeoramiento de la salud.

Para poder combatir estos síntomas, existen técnicas que expondré a continuación para reducir tus niveles de estrés.

  1. Técnicas de relajación y control de la respiración.
  2. Como expuse en el anterior post, cuando hablaba del afrontamiento de momentos difíciles, es importante que realices un autorregistro con tus pensamientos y preocupaciones, valorando la racionalidad de las mismas y buscando posibles alternativas más ajustadas y racionales.
  3. Detención del pensamiento, esta técnica consiste en parar las preocupaciones y pensamientos a través de un estímulo que permita detener tu pensamiento (una palmada, un golpe en una mesa).
  4. Autoinstrucciones, consiste en desglosar una tarea en diferentes pasos para disminuir su dificultad, siendo tú mismo quien se vaya diciendo lo que debe ir haciendo hasta finalizar la tarea.
  5. Técnicas de administración y control del tiempo, consistente en programar aquello que vas a hacer en tu día a día ajustándolo a ti.

Espero que te sirva de ayuda y puedas afrontar tu día a día con mayor satisfacción y bienestar general, recuerda que “la paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces” y que con constancia y paciencia serás capaz de lograr tus objetivos o de afrontar situaciones difíciles que probablemente te aporten un aprendizaje fabuloso para poder afrontar futuras situaciones.

Si consideras que necesitas ayuda, el Centro Terapéutico Valle del Tiétar cuenta con un Equipo de profesionales que mejorarán tu bienestar y te enseñarán técnicas de manejo del estrés de una forma más individualizada y pormenorizada, adaptándose a tu caso concreto.

 

Equipo Terapeútico

Ctvt

No Comments

Post A Comment