EL VERANO Y EL AUMENTO DEL CONSUMO DE ALCOHOL

EL VERANO Y EL AUMENTO DEL CONSUMO DE ALCOHOL

El consumo de alcohol en nuestro país se encuentra entre las tasas más elevadas a nivel mundial. Prevalece sobre todo el consumo de cervezas, en todos los rangos de edad (15-64años), seguido del vino y de los combinados, más consumidos por la población joven (15 a 24 años). No obstante, existen estudios que identifican que hay épocas en las que se aumenta la ingesta de bebidas alcohólicas, y por ende las consecuencias negativas que el abuso conlleva.

Así, los periodos vacacionales propician que las personas consuman más, por diferentes motivos, como son las fiestas patronales, la ausencia de responsabilidades al estar de vacaciones, la accesibilidad al alcohol en cualquier entorno, el calor o la mayor disponibilidad de más bebidas (tinto de verano, sangría…) más propias de estas épocas. Aunque en un primer momento suponen ser un refrescante y son consideradas un medio de socialización y diversión, el aumento del consumo de alcohol en verano lleva parejo un aumento de las repercusiones que el propio alcohol produce. De este modo, se ha observado que existen más accidentes de tráfico y mayores ingresos en los servicios de urgencias por intoxicaciones alcohólicas. Además, se aumentan las conductas de riesgo, pues se trata de una sustancia depresora que influye en la toma de decisiones, no permitiendo a la persona tomar conciencia de las consecuencias de sus comportamientos. Es bien conocido el número de accidentes que se producen entre los jóvenes bebidos realizando actividades peligrosas como el “balconing”. Igualmente, la ingesta de grandes cantidades de alcohol, propias de esta época, hace que se den más casos de violencia y de alteración del orden público.

Resultado de imagen de alcohol sin copyright

Para aquellas personas que presentan un consumo esporádico, el aumento de la ingesta de alcohol durante el verano (o en su defecto otras vacaciones estacionales, como navidad o semana santa), puede conllevar el desarrollo de una adicción, problemática de necesidad de ingreso residencial de atención terapéutica continuada.

Se recomienda un consumo controlado del alcohol en estas fechas, evitando los “atracones alcohólicos” con el fin de poder mantener una conducta normoadaptada, evitando mayores riesgos.

En caso de pérdida de control durante estas fechas, y si considera necesario ayuda, por valorar la ingesta de alcohol como un problema, el centro terapéutico dispone de un equipo de profesionales especializados en la dependencia alcohólica que le permitirá tomar las soluciones más adecuadas a su caso.ç

Si usted o un familiar se encuentran en esta situación y necesitan ayuda, el Centro Terapéutico Valle del Tiétar ofrece tratamiento personalizado especializado que permite a los pacientes una recuperación y mejora en la vida de la persona.

Equipo CTVT

No Comments

Post A Comment